Home > Noticias > 2018 > Gestión de membranas de desalación al final de su vida útil

Gestión de membranas de desalación al final de su vida útil

El modelo de economía actual se basa en un modelo lineal: “tomar-fabricar- consumir-eliminar”. Los procesos industriales que usan tecnología de membranas no son una excepción del modelo de economía actual y las membranas se desechan cuando la relación flujo / calidad del agua es irrecuperable. En el proceso de desalación, el porcentaje de reemplazo anual de membranas es de alrededor del 10-20%. Esto, junto con el crecimiento continuo de la tecnología de ósmosis inversa, está creando una acumulación ininterrumpida de membranas de ósmosis inversa al final de su vida útil.

En general, las membranas que han llegado al final de la vida útil aunque se gestionan de acuerdo con la legislación de cada país, generalmente terminan en los vertederos. Arrojar residuos a los vertederos es una práctica poco eficiente, costosa y perjudicial para el medio ambiente. Además, está en conflicto directo con los objetivos de la UE de avanzar hacia un sistema de economía circular y lograr una sociedad de reciclaje intercontinental.

El objetivo del proyecto TRANSFOMEM ha sido incrementar la sostenibilidad de los sistemas de tratamiento de aguas mediante membranas, mejorando su durabilidad y reduciendo los costes ambientales asociados a esta tecnología. Ello se consigue reciclando, con métodos respetuosos con el medio ambiente, las membranas de ósmosis inversa (OI) empleadas en la desalación, transformándolas y utilizándolas como membranas de Ultrafiltración (UF) y Nanofiltración (NF).

A escala de laboratorio, las membranas se reciclaron usando el método pasivo. Los resultados obtenidos fueron reproducibles a escala piloto. Los métodos de reciclaje pasivo y activo se evaluaron a escala piloto. En ambos casos, las metodologías son reproducibles obteniendo resultados similares cuando se transforman membranas diferentes. Al comparar ambas metodologías, los resultados muestran que ambas metodologías son robustas obteniendo un rendimiento de proceso similar de las membranas recicladas en términos de coeficientes de rechazo y permeabilidad.

La implementación de las membranas recicladas de UF y NF se validó en tres aplicaciones diferentes:

  • Desalación de agua salobre usando membranas de NF recicladas. La validación se realizó en la planta desaladora de Cuevas del Almanzora, Almería, España.
  • Pretratamiento previo a la etapa de desalación con ósmosis inversa utilizando membranas de UF recicladas. La validación se realizó en la planta desaladora de Muchamiel, Alicante, España.
  • Tratamiento terciario de aguas residuales urbanas. La validación se realizó en la planta de tratamiento de agua residual de Guadalajara, España.

 

Ya puedes consultar aquí el INFORME LAYMAN del proyecto LIFE Transfomem.


 

El proyecto LIFE TRANSFOMEM “Transformación de membranas desechadas de ósmosis inversa en membranas recicladas de ultrafiltración y nanofiltración” finalizó en junio de 2018 y fue co-financiado por la Comunidad Europea a través del instrumento financiero LIFE+, con el contrato n. LIFE13 ENV/ES/000751. Fue coordinado por el grupo de tecnología de membranas del Instituto IMDEA Agua y también contó con la participación de las empresas SADYT y VALORIZA Agua.