Home > Noticias > 2020 > La brecha de género en los sectores STEM persiste desde hace años en todo el mundo

La brecha de género en los sectores STEM persiste desde hace años en todo el mundo

El Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia, proclamado por la Asamblea General de Naciones Unidas en el año 2015, pretende llamar la atención para lograr el acceso y la participación plena y equitativa en la ciencia de las mujeres y las niñas, lograr la igualdad de género y fomentar las vocaciones científicas y el espíritu innovador entre las niñas, animándolas a decantarse por disciplinas STEM (Ciencias, Tecnologías, Ingenierías y Matemáticas, por sus siglas en inglés).

Para conmemorar esta fecha, que este año se celebra durante la semana del 10 al 14 de febrero, las empleadas del Instituto IMDEA Agua se unen a esta iniciativa dando a conocer su experiencia en el mundo de la ciencia y tecnología.

Dra. Isabel López, especialista en Espectrometría de Masas. “Cuando terminé la Licenciatura de Ciencias Químicas no sabía muy bien hacia donde quería enfocar mi futuro profesional. Empezar a mandar mi curriculum a algunas de los cientos de empresas de Madrid o estudiar una oposición estaban entre mis opciones. Lo que nunca barajé mientras estudiaba la carrera fue hacer una tesis doctoral, pero hoy en día puedo decir que fue una de las mejores decisiones de mi vida. Fue en el Departamento de Química Analítica de la Universidad Complutense de Madrid donde me di cuenta de que en las universidades, además de catedráticos, aulas y laboratorios, existía la investigación. La tesis doctoral me permitió continuar mi formación y madurar no solo profesionalmente, sino personalmente. Conocí las jornadas interminables de laboratorio, pero también a personas muy influyentes en mi vida. La tesis me abrió las puertas para estar un año en el Imperial Collage de Londres, donde fui sumando más experiencias.

Gracias a mi formación en Química Analítica, hace seis años me incorporé al laboratorio de desarrollo del Instituto IMDEA Agua. Mi trabajo me permite seguir vinculada a la investigación dando apoyo a todos los proyectos que se están llevando a cabo para conocer aspectos como la eliminación, transporte y bioacumulación de pesticidas, fármacos y productos de degradación en muestras medioambientales. El desarrollo de cada metodología siempre supone un reto, y resulta muy gratificante ver como el trabajo que realizamos en el laboratorio ayuda a que muchos proyectos vayan cogiendo forma”.

 

“Soy Marina Ramírez Moreno. Me gradué en Química por la UAH. Seguidamente realicé un Máster en Química Fina, con el que obtuve el Premio Extraordinario, y una beca de colaboración a la investigación, concedida por el Ministerio de Educación. En el tercer año de carrera una de mis profesoras me ofreció la oportunidad de aprender en su grupo de investigación, dedicado a la electrosíntesis orgánica, en la UAH, donde luego hice tanto mi trabajo finde grado como mi trabajo fin de Máster, aunque no pude continuar mis estudios en este grupo. Un día, con las maletas preparadas para irme a vivir a Alemania, recibí una llamada de mi actual director de tesis para incorporarme al grupo Bioe como ayudante de investigación en el proyecto europeo H2020 MIDES (Microbial Desalination for Low Energy Drinking Water), en IMDEA Agua.

 

El objetivo de este proyecto es desarrollar una tecnología innovadora y de baja energía para la producción de agua potable mediante la tecnología MDC (Microbial Desalination Cell). Mi tesis doctoral se enmarca dentro de este proyecto donde realizo pruebas a escala de laboratorio del dispositivo celdas microbianas de desalinización donde las bacterias electroactivas son capaces de tratar agua residual y proporcionar la energía necesaria para desalar un torrente de agua, pudiendo proporcionar simultáneamente agua tratada y agua desalinizada en un mismo dispositivo sin aporte de energía externo”.